Aprendizaje por competencias: aprendiendo a ser

La concepción de la educación ha ido cambiando progresiva y significativamente en los últimos años, impulsado en parte por el aprendizaje por competencias. La incorporación de las tecnologías ha alterado el espacio-tiempo en nuestras aulas, y con ello modificando la forma como veníamos enseñando y aprendiendo.

Actualmente nos encontramos ante un hecho ineludible: Las instituciones educativas formales han dejado de ser los únicos centros exclusivos generadores de formación. ¿Por qué? Porque hemos ido asimilando que el aprendizaje puede producirse en cualquier momento y lugar de nuestras vidas.

Todo esto, contribuye a esos nuevos movimientos transformadores que replantean el concepto de la educación. Intentado reorientar las teorías educativas hacia la importancia de aprender a conocer, en lugar de basarse en el tradicional aprendizaje por conocimiento.

Por eso, hoy vamos a hablar de ese estilo de aprendizaje, orientado hacia las competencias, entendiendo sus fundamentaciones teóricas y aprendiendo a cómo redactarlos.

¿Qué son las competencias?

Existen un sin número de definiciones, yo particularmente prefiero la de Perrenoud, el cual nos expresa que:

Una competencia en el ámbito educativo es una capacidad para movilizar diversos recursos cognitivos con el fin de hacer frente a un tipo de situaciones

Es decir, las competencias hablan de un ser, como su término lo indica “competente”. El cual, es un individuo capaz de transferir lo que aprende; pero además tiene la habilidad de poder resolver problemas en situaciones específicas, de acuerdo al nuevo conocimiento adquirido.

De esto, tal como se platea, podríamos deducir que, tenemos a un estudiante cuya principal cualidad debe ser su autonomía en la búsqueda del aprendizaje. Pero, para poder lograrlo, éste debe ir acompañado de un modelo educativo orientado hacia el crecimiento o construcción del conocimiento y no basado en los viejos esquemas de la acumulación del mismo.

El aprendizaje puede producirse en cualquier momento y lugar de nuestras vidas.Haz click para twittear

¿Qué características engloba el aprendizaje por competencias?

aprendizaje por competencias centrada en el estudiante

El aprendizaje por competencia se basa en dos puntos neurálgicos, asentados en un modelo educativo:

  • Centrado en el estudiante. Donde él es el principal responsable de su aprendizaje y por lo tanto debe estar en la búsqueda constante del mismo.
  • Estructurado de manera que, lo fundamental no sean los contenidos, si no el proceso de enseñanza-aprendizaje, donde el estudiante aplica lo que conoce.

Por lo tanto, no se debe limitar sólo al contexto escolar, sino que debe estar vinculado a la vida diaria.

¿Aplicar lo aprendido implica abandonar las teorías?

Cuando leemos sobre los planteamientos del aprendizaje por competencias, vemos que se enfatiza mucho el hecho de que el estudiante sea capaz de aplicar conocimiento. Eso podríamos confundirlo y llegar a cuestionarnos con respecto a: ¿qué debo priorizar en el modelo instruccional?,  ¿primero los conocimientos y luego las competencias? o ¿dónde dejo las teorías? ¿las clases serán sólo prácticas? 🙄.

Esta visión no debe ser la más adecuada, puesto que no se trata de teoría o práctica, sino de la capacidad para apoderarse del conocimiento, ser reflexivo y poder resolver problemas.

Por lo tanto, recordemos  que ambas son importantes, ya que, existen teorías cuyo dominio y comprensión nos hacen competentes para explicar y resolver situaciones. También pueden existir prácticas que son completamente obsoletas y cuyo dominio no nos vuelven más capaces.

La idea entonces es enfocarnos en el dominio de las competencias identificadas.

Así pues, lo que importa no es más teoría o más práctica, sino buscar el saber competente. Puesto que, no se aprende y luego se aplica, sino que aprender implica aplicar.

¿Cuál es la finalidad del aprendizaje por competencias?

El aprendizaje por competencias  se basa en el desarrollo integral del individuo, por lo que se entrelazan los tres saberes:

  • Saber Conocer: implica el ámbito cognitivo, es decir la capacidad de internalizar los conocimientos.
  • Saber Hacer: involucra la aplicabilidad, es decir la práctica que el alumno realiza demostrando dominio de las técnicas y los métodos.
  • Saber Ser: incluye las actitudes y competencias sociales, es decir como el alumno se desenvuelve emocionalmente ante la búsqueda de conocer y de hacer tanto de manera individual y grupal.
    saberes en las competencias educativas

¿Qué debemos modificar en nuestras aulas al trabajar bajo este enfoque?

Antes de aventurarnos a adoptar el aprendizaje por competencias, es importante que éste forme parte del modelo educativo de la institución, ya que, debe ir en consonancia con el sistema. De lo contrario puede resultar un esfuerzo sobrehumano que generaría controversias 🙁 , ya que primero debe ser modificadas las bases.

Lo primero que debemos cambiar es el viejo paradigma de: creer que la escuela es un espacio aislado para aprender por largos años teorías defazadas de la realidad cotidiana del estudiante.

Por el contrario, tenemos que verla como ese lugar que contribuye a la capacitación para la vida, es decir la vida del niño, del adolescente, del joven, del adulto, etc. Y sabemos que eso no es un paradigma sencillo de adoptar.

Partiendo de ese enfoque, podemos desarrollar competencias, haciendo uso de los modelos basados en aprendizaje por problemas y por proyectos.

Para ello, debemos diseñar una instrucción bajo actividades complejas, retos y tareas que inciten a los estudiantes a escudriñar en sus conocimientos y habilidades.

Es decir, la idea es que el estudiante en la búsqueda de la adquisición de las nuevas competencias, sea capaz de definir y valorar las competencias que ya posee. Esto se logra trabajando sobre su relación con el conocimiento y su ambiente.

que debemos modificar en nuestras aulas trabajando con competencias

Entendemos que, este enfoque por competencias no pretende solucionar mágicamente los problemas en el aula, pero si mejorar el sentido del trabajo escolar 😉 .

Para ello, se aprovecha de los beneficios del enfoque constructivistas y la evaluación formativa, con el fin de favorecer la asimilación activa de los conocimientos.

Características de las actividades bajo el aprendizaje por competencias

En el aprendizaje por competencias se deben diseñar estrategias que promuevan:

  1. La creatividad, para elaborar algo nuevo con los conocimientos adquiridos.
  2. Iniciativa, para actuar en situaciones específicas y tomar decisiones.
  3. El pensamiento crítico, que nos invite a reflexionar bajo criterios propios.
  4. La capacidad de enfrentarse a un problema buscando soluciones positivamente y evaluando el riesgo que implican las decisiones tomadas.

¿Cómo se redacta una competencia?

La elaboración de las competencias tiene una base teórica importante, que no voy a tratar aquí, ya que la idea no es dar una cátedra  de pedagogía, sino mostrarte el esquema necesario para redactarla correctamente.

Una competencia en líneas generales está estructurada por:

  • La operación, que no es más que la acción mental, expresada mediante un verbo en acción.
    Esta acción viene acompañada de la regulación, la cual indica una calificación del verbo y está directamente relacionada con las actitudes.
  • Contiene el objeto, que es lo que habitualmente llamamos Conocimiento.
  • Una finalidad determinada por un contexto donde se aplicará.

estructura de una competencia educativa

Veamos un sencillo ejemplo de una competencia bien redactada:

La competencia sería:

Elaborar eficientemente algoritmos como un recurso de apoyo para resolver problemas del ámbito escolar y cotidiano

Al someterla a la fórmula planteada tenemos:

ejemplo de una competencia educativa

Entonces vemos que en la redacción el verbo: Elaborar es la operación, que no es más que la acción que el estudiante ejecutará. Seguido del adverbio: eficientemente, el cual corresponde a la regulación, es decir la forma en cómo deben elaborarlo; por lo tanto para nuestro caso, no sólo será un algoritmo que se ejecute correctamente, si no que además deberá ser eficiente.

Luego tenemos el objeto, que concierne al área de conocimiento; para este caso serían: algoritmos como un recurso de apoyo.

Por último tenemos la finalidad para el cual serán creados los algoritmos y la competencia lo explica claramente: para resolver problemas. ¿En qué áreas? (contexto): escolar y cotidiano.

¿En qué se diferencian los objetivos de las competencias?

Una vez visto como se fundamenta y se estructura una competencia vamos a compararla con los objetivos y ver en qué radican sus diferencias:

diferencias entre objetivos y competencias

Vemos entonces, que tenemos dos visiones muy distintas: la primera  basadas intenciones y propósitos orientados hacia la materia, donde  el profesor es fundamental, el cual requiere de excelentes capacidades para transmitir conocimiento.

Mientras que en el aprendizaje por competencias se requiere a un estudiante responsable y comprometido con su propio aprendizaje, fundamentado en una mayor autonomía para una formación integral que englobe el área académica y social de él como individuo.

Para finalizar concluyo con una frase de Jacques Delors:

La escuela del futuro debe enseñar a pensar, enseñar a saber pensar, enseñar a saber hacer y a saber convivir, que se resume en saber ser

Aprendizaje por competencias: aprendiendo a ser
Califica este articulo
Marit Acuña

Co-fundadora de Evirtualplus. Disfruto ser una Docente Virtual. Investigo cada día para mejorar. Asesoro en Educación a distancia. Sígueme en mis redes sociales.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *