¿El Aprendizaje Ubicuo sustituirá a la Educación Formal?

Vivimos en un mundo de conexiones, donde los demás están omnipresente en nuestras vidas, si conocemos su email o teléfono, significa que tenemos acceso a esa persona. Igualmente estamos al alcance de los demás y la excusa de no tener batería, ya no es suficiente para ocultarnos 😁.

Esta ubicuidad ha transformado la forma de trabajar, socializar, llevar nuestra vida familiar, así como memorizar y aprender.

En este artículo quiero que me acompañes a conocer de qué manera han cambiado nuestros procesos de adquirir conocimiento y cómo la escuela debe transformarse, buscando entender todos estos procesos de interconexión más allá de incorporar la tecnología para no desaparecer.

La Sociedad 3.0 y el aprendizaje

Gran parte del siglo pasado fue muy distinto a nuestra sociedad actual. Un mundo en el que los gerentes daban órdenes a gritos para demostrar poder, en donde los noticieros decidían cual era la información relevante del día.

Una sociedad donde sólo los intelectuales eran los que escribían libros, revistas científicas, basado en el uso del papel; la televisión era el medio de comunicación masivo predilecto, donde las cadenas producían y los espectadores sólo miraban.

Hoy en día, los gerentes intentan que sus empleados trabajen en equipos, que se sumen a la “cultura organizacional” e internalicen la visión y la misión de la empresa.

En los nuevos medios de comunicación “los tops 10” recomendados no son lo mejor del día, porque puedes hacer tu propia lista de reproducción.

No hay necesidad de ver lo que emiten las cadenas de TV, cuando uno mismo puede elegir en YouTube lo que le interesa, comentarlo, o mejor aun: hacer y subir tu propio contenido audiovisual.

Incluso no tienes que aceptar los ángulos de cámara que un productor de eventos deportivos ofrece, porque puedes elegir tu propia televisión interactiva.

Tampoco tienes necesidad de sólo leer narraciones sobre un período de la historia, ya que tienes la opción de ser agente activo de esa época en un videojuego.

aprendizaje en la actualidad

Todo esto, nos hace entender que, como individuo y sociedad, estamos viviendo un nuevo orden de las cosas. Haythornthwaite lo llama “nuevo orden relacional”; y aunque muchas universidades aún deseen ignorarlo, en este nuevo orden también está inmerso el aprendizaje actual.

Las instituciones intentan actualizarse en el uso de la incorporación de la tecnología en la educación, y para ello apuestan a la educación virtual, el b-Learning, el e-Learning y reciente algunos de manera muy cautelosa hablan del m-Learning.

Pero la tecnología no sólo nos aporta un medio para llegar al conocimiento de la enseñanza formal. Su disponibilidad de interconexión ha generado una manera distinta de aprender, donde todos vinculados mediante la tecnología estamos colaborando para transmitir conocimiento.

La mayor fuente de información ya no proveniente exclusivamente del gran catedrático, el libro de un autor, una única biblioteca o del LMS de la súper universidad.

Aprendizaje ubicuo

Todos actualmente, tenemos la posibilidad de acceder a una gran cantidad de información en cualquier lugar o cualquier momento, interactuando con otras personas que comparten nuestros mismos intereses, incluido expertos eruditos en esa área, lo cual genera una estructura para el aprendizaje tan compleja, por la variedad de fuentes.

Esto es lo que se conoce como aprendizaje ubicuo, y el marketing lo resume con un hermoso slogan: “Aprendizaje en cualquier momento y lugar”.

Muchos, lo desestiman, ya que opinan que es sólo circunstancial, puesto que este tipo de aprendizaje está ajustado al tiempo, y anclado a una necesidad, un problema o una situación específica e inmediata.

Pero lo cierto es, que forma parte de una cotidianidad y esta nueva forma de aprender, está difuminando la brecha entre el aprendizaje formal e informal.

Cuando usas el teléfono o computador, para buscar en la web la respuesta a una pregunta, escribir en un foro con el fin de obtener información o asesoría, o miras un vídeo tutorial en YouTube para resolver una duda o problema, ya te has convertido en un aprendiz ubicuo.

Es decir, ya tu aprendizaje no está formado sólo de tu experiencia, del libro que leíste o de lo que te enseñaron en la escuela.

Es mucho más complejo y proviene de la conexión de millones de personas en el mundo que ponen a disposición contenido no sólo textual, sino mediante una serie de herramientas multimedia que te permitirán observar, manipular e interactuar, con el fin de aclarar todas tus dudas.

Tal vez estás pensando, que este concepto es más de lo mismo o sólo una variación del aprendizaje móvil o un apoyo a la tecnología , y no es así.

En el aprendizaje ubicuo la tecnología juega un rol importante, pero el verdadero cambio radica en pensar sobre las oportunidades de aprendizaje tan significativas y relevantes que ahora tenemos.

El aprendizaje ubicuo está conformado por 6 dimensiones, las cuales vamos a desgranar a continuación:

1. Ubicuidad espacial

Para entender este punto, ubiquémonos en el slogan: “…en cualquier lugar”. Es decir, ya no estas conectado sólo cuando enciendes la computadora, lo estamos con el móvil, tablet, smartwatch, en la cafetería, el hotel, el auto, entre otros.

Donde quiera que uno se encuentre está conectado con toda la información disponible en el mundo digital. Pero el acceso continuo a la información implica que los demás también tienen acceso constante a ti, ya que, las redes nos ponen al alcance de los demás.

Desde el punto de vista del aprendizaje, la ubicuidad espacial implica tener acceso continuo a la información en un nivel nunca antes visto. Al punto de que, para aprender, ya no es necesario estar físicamente en el colegio o la biblioteca, ni en la página web del profesor o el LMS de la Universidad.

Puedo incluso obtener material mucho más actualizado e interesante en la Internet de los que la educación formal me ofrece 😉.

Estamos cambiando hasta los procesos de memorización, ya que como tenemos acceso a las redes es muy probable que no sea necesario recordar muchas cosas, porque el dispositivo lo hará por ti o siempre existirá en la red la forma de buscarlo.

componentes del aprendizaje ubicuo

2. Portabilidad de la Tecnología

La tecnología forma parte hasta de la vestimenta. Actualmente existen gafas, reloj inteligentes y en el futuro tendremos aun mas dispositivos disponibles. Lo cierto es que podemos llevar la Internet a cualquier lugar.

Esto implica una enorme posibilidad de tener acceso al conocimiento, incluso debajo del agua 😅. Y también la oportunidad de aportar e interactuar para que ocurra nuevo aprendizaje o reforzarlo, mediante su integración en la vida cotidiana.

3. Ubicuidad en la interconexión

Al estar todos conectados, es posible formar redes de aprendizaje, ya que perennemente estamos en contactos con otros que saben cosas que nosotros no sabemos y viceversa. Esto genera una “inteligencia extendida,” porque se tiene acceso a una inteligencia en red, ya sea tecnológica o socialmente distribuida.

4. Ubicuidad transversal

Las nuevas tecnologías desdibujan las divisiones hasta ahora definidas entre las actividades o ámbitos de la vida que tradicionalmente hemos visualizado como separadas: trabajo/juego, aprendizaje/entretenimiento, acceso/creación de información, público/privado, etc.

Aunque puede atribuírsele a la tecnología y la forma de distribuirse la información actual, las razones reales son de tipo social y cultural, por las nuevas formas de como llevamos a cabo las actividades familiares, laborales, entre otras.

5. Ubicuidad en un sentido temporal

Continuando con el slogan: “en cualquier momento…” es decir no hay límite de tiempo.

El cambio temporal va más allá de la disponibilidad de 7 días a la semana, las 24 horas del día, puesto que refleja un sentido de tiempo desplazado, ya que la asincronía permite adaptar el calendario a una manera personal, donde los horarios se ajusten al estilo de vida y agenda del aprendiz.

6. Ubicuidad del conocimiento globalizado

Implica reconocer como el conocimiento nace de las interconexiones básicas entre las personas, lugares, procesos dispares, así como las maneras en las que estas influyen y afectan algunas elecciones que, a primera vista, son individuales y personales.

¿Qué implica esta nueva forma de aprender para la educación formal?

Vemos entonces como la cultura de aprendizaje ubicuo considera a los eventos cotidianos como oportunidades para el aprendizaje. Ya sea que se opte por tomarlas o no, la gente reconoce que cada actividad y cada experiencia están rodeadas por un conjunto de información adicional.

Es decir, siempre hay algo más que puedo aprender y sólo debo saber buscarlo en la red.

Esto cambia la forma de ver las cosas como un hecho aislado, ya que al internalizar que pertenecemos a un mundo interconectado, estamos fomentando un tipo de razonamiento globalizado, donde no estamos solos para la resolución de un problema, y la búsqueda de esa solución nos lleva a la investigación, creatividad y pensamiento crítico.

Esto genera un gran recurso y un apoyo a los esfuerzos de los educadores, porque estaríamos hablando de un individuo curioso e investigador, pero también significa, que el Profesor ya no tiene todo el control y poder de dirección sobre el aprendizaje, ya que las personas están decidiendo qué aprender, cómo hacerlo y en qué momento.

Por lo tanto, no se trata sólo de convertirse en facilitador del aprendizaje; la ubicuidad nos está indicando que la escuela debe relacionar las metas del aprendizaje con contextos y propósitos más allá del instituto.

ulearnig vs aprendizaje formal

Además, la gente parece estar genuinamente motivada por la idea de que la inteligencia colectiva puede conseguir más que el logro de los individuos.

Algunos investigadores argumentan que tales modelos son más productivos que los sistemas de incentivos basados en el crédito personal que predominan en una variedad de lugares de trabajo.

En las comunidades de aprendizaje ubicuo no existen distinciones entre los roles de profesor y alumno: la gente aprende de los demás y junto con ellos; en ocasiones asumiremos el rol de expertos y profesores, en otras somos aprendices bajo la tutela de los demás.

La relación de enseñanza-aprendizaje se está replanteando más hacia una sociedad, en la que cada parte tiene cosas que ofrecer a la otra.

Actualmente vemos que no hay ninguna necesidad de ser receptores pasivos de conocimiento, cuando los estudiantes y profesores pueden colaborar en el diseño de aprendizaje.

Y en la medida que avanza, el profesor se va transformando en mentor, tutor, facilitador. Yo pienso que al final somos todos estudiantes ubicuos también.

Las Universidades en la ubicuidad del aprendizaje

Las universidades por siglos han sido las cunas del saber y del conocimiento, pero lamentablemente muchas de ellas han preferido quedarse ancladas a los viejo esquemas donde se encuentras más cómodas.

Pero tarde o temprano tendrán que enfrentarse al aprendizaje ubicuo, donde las escuelas deberán ser conectadas de manera consciente a una serie de otros entornos de aprendizaje y a partir de allí generar nuevos modelos educativos.

La educación misma debe convertirse en un proceso en red: en el que la escuela y el aula sean centrales, pero no estén aisladas de otros actores.

Esto puede parecer abrumador y podemos llegar a pensar que las Universidades van a desaparecer, no obstante, yo pienso que aún necesitamos de teorías de aprendizaje, de motivación, de tener objetivos y normas educativas que nos señalen y orienten en la importancia de aprender; así como de estructuras y procesos formales para regular y evaluar todos estos cambios que están teniendo lugar.

Pero necesitamos replantear cada uno de estos elementos, sobre todo la labor del educador para un mundo de aprendizaje ubicuo, donde él ya no será el administrador absoluto del conocimiento, pero si debe jugar un papel de socio indispensable en estos nuevos procesos con el fin de articular y coordinar los contextos para el éxito de la educación.

Califica este artículo

Puntuación promedio / 5. Votos:

Deja un comentario

El responsable de este sitio web es Marit Acuña. La finalidad de los datos es gestionar los comentarios en este blog. El destinatario (donde se almacenan los datos) es el hosting de este blog: Banahosting, ubicado en EEUU. La legitimidad es el consentimiento que otorgas en el formulario. Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos según la política de privacidad.

Únete y recibe las últimas novedades en tu email.
Suscríbete a Evirtualplus
Suscríbete
política de privacidad
Acepto la
Suscríbete a Evirtualplus
Acepto la política de privacidad
Suscríbete
Suscríbete