Juegos educativos: Diversión en el aula para niños

La palabra Juegos, proviene del término inglés game, el cual deriva del indo-europeo ghem, que significa: ¡saltar de alegría!  😀 . Es decir, los juegos brindan la oportunidad de divertirnos y disfrutar, a la vez que vamos desarrollando ciertas habilidades.

En estos últimos años, los juegos se han ido insertando en el proceso de enseñanza – aprendizaje, adquiriendo cada vez más importancia en el aula.

En vista de eso, hace poco les dejé una infografía sobre las generalidades de la gamificación en la educación, así que hoy te voy contar por qué y cómo podemos insertar los juegos educativos para transformar el salón de clases en un sitio donde los chicos deseen estar  😉 .

Juego y aprendizaje

juego y aprendizaje

Si analizamos un poco la relación entre juego y aprendizaje, notaremos que es un nexo natural;  ya que ambos  términos  coinciden en: superar  obstáculos,  encontrar  el  camino, entrenarse, deducir, inventar, adivinar, avanzar, mejorar  y por supuesto:  llegar a ganar  :mrgreen: .

En el juego, además está incluido el pasarlo bien.  Entonces, ¿por qué no ampliar la definición de aprendizaje con ésta última frase?, si sabemos por experiencia que, una vez descubierto lo maravilloso de educarse se convierte en una gran aventura 😉 .

Este poderoso secreto, muchas veces lo llegamos a descubrir después de  tropezarnos una y otra vez  😥 y  algunos nunca llegan a valorar tan preciado trofeo, incluso habiendo obtenido un título, es decir jugaron pero no se divirtieron en el trayecto.

Para lograr que esto no suceda, la diversión en el aula debería ser un objetivo del docente. Con el fin de que las clases se conviertan en momentos atractivos y motivadores, que capten la atención de los estudiantes hacia la asignatura.

Los juegos educativos cumplen esa función. Además, permiten que cada estudiante desarrolle sus propias estrategias de aprendizaje, porque hay que ganar 😉 .

Para convertirse en ganadores, nuestros chicos deben ser capaces de armar equipos que les permiten compartir ideas y redescubrir el tema de estudio, a través de niveles. Recibiendo premios en el trayecto y llegando a la meta con una gran satisfacción.

Y en esa búsqueda, nosotros los docentes nos transformamos, dejando de ser los únicos transmisores de conocimiento, convirtiéndonos en facilitadores del proceso de enseñanza-aprendizaje, mediante el trabajo colaborativo.

Qué debemos saber para crear  juegos educativos

La pedagogía lúdica nos recomienda: para que un juego cumpla con la cualidad de ser educativo, lo primero que debemos conocer son las habilidades que se pueden desarrollar a través del juego, de acuerdo a la etapa en que están nuestros estudiantes. Es decir, debemos investigar sobre 3 áreas específicas:

Físico-biológica

Si deseamos desarrollar la capacidad de movimiento, rapidez de reflejos, destreza manual, coordinación y sentidos.

Socio-emocional

Buscando aumentar la espontaneidad, socialización, expresión  de  sentimientos,  aficiones, resolución  de  conflictos, confianza en sí mismos.

Cognitiva-verbal

Para incentivar la imaginación, creatividad, agilidad mental, memoria, atención,   pensamiento   creativo,   lenguaje,   interpretación   de   conocimiento, comprensión del mundo, pensamiento lógico, seguimiento de instrucciones, amplitud de vocabulario, expresión de ideas

Además, debemos conocer las características que debe tener un juego para que sea didáctico.

Características de los juegos educativos

  1. Un juego educativo lo primero que debe tener es un objetivo. Este le permitirá al docente establecer las metas que deben alcanzar los estudiantes.
  2. Tener metas claras, que busquen fortalecer de manera atractiva los conceptos, procedimientos y actitudes contempladas en el programa. Debemos cuidarnos de que las metas no estén orientadas hacia la memorización de conceptos, si no que estimulen al estudiante a construir el conocimiento.
  3. Ofrecer un medio (digital o manual) para trabajar en equipo.
  4. A lo largo de su desarrollo, buscar reforzar habilidades que el niño necesitará más adelante.
  5. Brindar un ambiente de  estímulo  tanto  para  la  creatividad  intelectual  como emocional.
  6. Y lo más importante, desarrollar destrezas en el niño donde posee mayor dificultad.

El reto

El reto

El reto es el desafío (físico o intelectual) que los estudiantes deberán realizar, sobreponiéndose a diferentes tipos de dificultades y complejidades.

Esa lucha por cumplir la meta, implicará seguir un plan de acción, el cual se establece previamente y que hará las veces de guía para conseguir el objetivo propuesto.

Para ello, se debe diseñar un ambiente apto para cumplir esa gran actividad desafiante. Donde los jugadores se sientan con una misión importante que cumplir 😎 , estructurada en varias tareas y niveles.

Los niveles, pueden estar diseñados para que mediante el avance, obtengan ciertos privilegios que les da ventaja con respecto a los principiantes.

También, dentro de cada tarea es importante que puedan obtener beneficios adicionales sorpresas, mediante el descubrimiento de objetos, preguntas o actividades ocultas.

Al lograr el reto obtienen el premio final, además del reconocimiento de todos.

¿Y las reglas del juego?

Las reglas, son una pieza muy importantes dentro del juego, ya que, organizaran la forma de qué y cómo se jugará. Es decir:

  • De qué manera se estructuran la secuencia de ejecutar las acciones.
  • Qué prohíbe realizar determinadas acciones.
  • La orientación del juego hacia las estrategias didácticas.

Cosas que no debemos olvidar al estructurar los juegos educativos

El juego debe desarrollarse con humor, ingenio y buenas estrategias didácticas.  Lo podemos diseñar con los recursos que contemos, desde un papel, materiales escolares, juguetes hasta un juego digital. Lo importante es crear una actividad educativa innovadora y eficaz para nuestros estudiantes.

Que más allá de aprender también los niños se sientan relajados, desinhibidos y con muchas ganas de participar 😀 .

Que nos sorprendan con su creativa e ingenio para llegar a la meta.

Las estrategias didácticas por su parte, deben diseñarse como una herramienta para que los niños sientan la necesidad de aprender. Despertando su curiosidad, interés, ganas de competir y de ganar.

Sin olvidar, ser cuidadosos en los retos, diseñados para que busquen la inclusión y colaboración como equipo, donde el estudiante que tiene dificultades no se sienta rechazado 🙁 , ni se le hagan comparaciones odiosas con otros, ya que se puede llegar a generar bullying o herir la autoestima del niño.

Si ya lo creamos, lo probamos

Una vez realizado el juego, debemos ejecutar una prueba con nuestros chicos y hacer los ajustes que creamos necesarios.

Cuando el juego se lleve por primera vez a clase, invitemos a todos los niños a jugar  😉 . Para así evaluar si cumple con el objetivo y que cosas podemos mejorar.

Si notamos que nuestros estudiantes mantuvieron el interés a lo largo del juego, lo disfrutaron, se esforzaron al máximo para cumplir las metas, avanzar de nivel.  Y al culminar percibimos  su alegría y hasta te pidieron volver a jugarlo, vas por  buen camino 😳 .

Al finalizar la partida no te olvides de tomarte un tiempo para que ellos se expresen y te expliquen, no sólo cómo se sintieron, si no, también respondan mediante preguntas la asociación del contenido de aprendizaje con las actividades del juego. Allí comprobarás si has logrado la gamificar tu clase.

Atrevámonos a innovar y si tienes otras ideas, te ofrezco este espacio para compartirla  😉 .

Califica este articulo

Deja un comentario

El responsable de este sitio web es Marit Acuña. La finalidad de los datos es gestionar los comentarios en este blog. El destinatario (donde se almacenan los datos) es el hosting de este blog: Banahosting, ubicado en EEUU. La legitimidad es el consentimiento que otorgas en el formulario. Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos según la política de privacidad.

Únete y recibe las últimas novedades en tu email.
Suscríbete a Evirtualplus
Suscríbete
política de privacidad
Acepto la
Suscríbete a Evirtualplus
Acepto la política de privacidad
Suscríbete
Suscríbete