Curación de Contenidos para el aprendizaje: guía efectiva al diseñar cursos online

Con el auge del aprendizaje online existen una gran cantidad de recursos educativos en la web, disponibles para utilizar en nuestros cursos online, por lo que ya no es necesario crear todo desde cero.

Sin embargo, el desafío central está en, cómo hacer para no inundar a los alumnos con una oleada de información 🥴 y poder presentársela de manera organizada y estructurada.

Para ello, resulta necesario una estrategia que pueda ayudar a filtrar la avalancha de contenidos, con el fin de agregar valor al proceso de aprendizaje.

Una solución, es la curación de contenidos, la cual utiliza un enfoque basado en procesos con vías de aprendizaje estructurado, diseñados para filtrar el contenido al alumno de manera efectiva. En este artículo te mostraré cómo hacerlo correctamente, para lograr cumplir los objetivos de tus cursos online 😉.

¿Qué es la curación de contenidos?

El término Curación de contenidos se ha utilizado para cubrir muchas cosas. La mayoría de los especialistas en marketing están familiarizados con la práctica de compartir contenidos de otras personas en las redes sociales. Eso es lo que conocemos como curación de contenidos social.

Sin embargo, la curación de contenidos en realidad cubre mucho más que solo compartir en redes sociales, y por ello en la educación es de gran ayuda.

Bersin de Deloitte lo define de la siguiente manera:

Es el proceso de clasificar grandes cantidades de contenido basado en la web y presentarlo en un formato organizado y significativo.

Extrapolando esta definición al área de formación, podríamos decir que:

La curación de contenidos en el aprendizaje es un proceso de selección de recursos educativos y diseños de experiencias de aprendizaje de alta calidad, dirigido a un público objetivo, organizándolo y mostrándolo en una herramienta de almacenamiento a la que puedan acceder los usuarios.

Además, es importante agregar valor al contenido curado, a través comentarios u observaciones importantes para dar contexto a la información seleccionada.

Vemos pues, que la curación de contenidos, no se trata solo de presentar los trabajos de otras personas.

El rol del curador consiste en crear una nueva experiencia para los usuarios, con la información que ha encontrado.

¿Por qué curar contenido digital?

La curación de contenidos va más allá de la simple recopilación, por lo que al estructurar un curso utilizando esta estrategia, el valor que agregas, como curador incluye:

  • Agrupar los recursos educativos de manera útil para el aprendizaje.
  • Poner a disposición recursos y contenidos digitales educativos de alta calidad.
  • Proporcionar anotaciones importantes para dar contexto a la información y ayudar a tus estudiantes en la comprensión de los contenidos, buscando alcanzar los objetivos de aprendizaje y ahorrando tiempo en la búsqueda.

Sin embargo, sabemos que no es una tarea tan sencilla, pues, el mayor desafío para convertirse en un curador de contenidos, radica en superar la tentación de solo seleccionar recursos muy populares de la web, puesto a veces son solo “refritos” o por el contrario, encontrar tanto contenido bueno y tan poco tiempo para digerirlo.

Por ello, existen técnicas que podemos utilizar para minimizar la sensación de distracción y, con cierta disciplina, lograr que nuestro trabajo fluya.

3 Claves para la curación de contenidos: Búsqueda, Dar sentido y Compartir

La curación de contenido es un proceso de tres partes:   Buscar, dar sentido y Compartir.   

claves para curación contenidos

Búsqueda

Como señala Mari Smith, encontrar la información o “buscar” es uno de los pasos primordiales, ya que involucra un tercio de la tarea en la curación de contenidos.

Sin embargo, no es necesario que lo hagas durante horas en un día, puedes hacerlo un poco todos los días, ya que esto te ayudará a desarrollar y perfeccionar tus habilidades.

Mi recomendación es: hacer las búsquedas en pequeñas ráfagas para evitar sentirse abrumado.

Dar sentido

Dar sentido a la información es igual de significativo, ya que, puede ser tan simple como anotar los enlaces importantes, pero es necesario tener un formato de presentación.

También puedes dar sentido, sencillamente haciendo énfasis en aquellos enlaces significativos de la web o explicar por qué has omitido contenido popular de las primeras páginas de Google, explicando tus razones.

Asimismo, puede ser escribir una publicación de blog usando los enlaces o resumir los puntos claves en una presentación.

Sin embargo, es importante no olvidar que, todo lo debes enfocar en base a los objetivos de aprendizaje.

Compartir

Finalmente, compartir, lo cual, se trata de brindar lo mejor del contenido a tu audiencia en un formato que puedan digerir y aplicar fácilmente.

Vemos pues, que poner en práctica la curación de contenido, como lo menciona Bersin de Deloitte, es una forma de arte y a la vez ciencia, pero sobre todo se trata de la práctica frecuente.

Por ello, tienes que ser organizado y conocer tus fuentes.

Una forma de aprender a curar contenido, es encontrar a los mejores curadores de tu tema y seguirlos.

También es bueno aprender de los grandes curadores experimentados en marketing y cómo perfeccionan su oficio.

Metodología para la curación de contenidos

Existen diferentes formas de abordar la curación de contenido.

Aquí te traigo uno de mis preferidos: los cinco modelos de curación de contenido Rohit Bhargava, los cuales ofrecen una ruta de las mejores prácticas que nos pueden guiar en la curación de contenidos para el aprendizaje:

Agregación

La agregación es el acto de buscar e identificar contenidos en línea relevante y luego guardar enlaces de ese contenido en una sola ubicación.

La agregación les brindará a tus estudiantes acceso a una gran cantidad de información con un solo clic, que, por el contrario, los alumnos tendrían que dedicar una cantidad significativa de tiempo para encontrar información realmente útil entre toneladas de recursos online.

Filtrado

Este modelo implica depurar y clasificar una cantidad de recursos almacenados para que solo se comparta el contenido más importante o relevante.

Como resultado, los alumnos tendrán acceso a una base de datos ya filtrada, que, aunque si bien es cierto encontrarán menos recursos que en una base de datos completa. Se habrán eliminado los enlaces de contenido innecesario y el resultado será un conjunto de recursos más enfocados y de mayor calidad.

Elevación

Este es el proceso de analizar las tendencias educativas, tanto en las redes sociales como en los sitios web, e identificar una macro perspectiva y a partir allí, generar reflexiones periódicas pequeñas y publicarlas en línea.

La elevación se considera el enfoque de curación de contenido más complejo porque requiere más experiencia analítica que otros métodos.

Fusión

Este modelo implica combinar contenido de dos o más fuentes existentes para crear una nueva perspectiva o tema.

Las fusiones en aprendizaje y desarrollo de cursos a menudo suelen aplicarse en foros de discusión o wikis, ya que la idea es que múltiples participantes ofrezcan sus aportes en un solo espacio.

Cronología

Esta es una estrategia de curación que organiza la información basada en una línea de tiempo.

Por ejemplo, muchos blogs (como este) están configurados para mostrar las publicaciones por fecha, desde la más reciente hasta la más antigua.

La selección por cronología es bastante fácil de hacer y puede proporcionar una forma interesante de ver cómo evolucionan las ideas y la información con el tiempo.

Al elegir los métodos de curación, ten en cuenta tu audiencia y sus necesidades, los recursos disponibles y las limitaciones de tiempo.

Metodología para la curación de contenidos

Recomendaciones para seleccionar los recursos educativos en la curación de contenidos

Y hablando de curación de contenido, he recopilado las opiniones y experiencias de distintos expertos, convirtiéndolos en 7 sencillos pasos, con el cual podrás conquistar el proceso de curar contenidos de aprendizaje.

Paso 1: Definir objetivos de aprendizaje

Al igual que con un curso o asignatura, antes de iniciar el proceso de curación de contenidos, debes tener los objetivos de aprendizaje bien definidos, así como la meta que pretendes lograr con la información recabada.

Para alcanzar este paso, pregúntate, ¿por qué estás eligiendo estos recursos educativos? ¿Corresponden a tus objetivos de aprendizaje?

Paso 2: Comparte el contenido correcto con la audiencia correcta

Como en todo proceso de formación es necesario conocer a tu audiencia, para poder conectar con ella.

Debes conocer, ¿Qué los motiva?, ¿Cuál es la mejor manera de hablar con ellos?, ¿Qué habilidades poseen? , así como ¿Cuáles son sus debilidades?

Esto te ayudará a comprender qué tipo de contenido debes seleccionar, cuándo compartirlo, cómo se usará y la frecuencia con la que se debe compartir.

Paso 3: Sé el protagonista de tus contenidos

Como te lo mencioné anteriormente, curar contenidos es más que simplemente reunir los mejores recursos educativos en un solo lugar, cambiar algunas oraciones o agregar un comentario simple.

Para agregar valor a esta información, si bien es cierto que debes ser conciso en tus explicaciones, lo que escribas debe expresar la relevancia del contenido y su aporte en para el curso o asignatura.

En este paso, te recomiendo:

  • Se exigente
    Al hacer tus búsquedas, no agregues todos los contenidos que veas en la primera página del buscador. Tómate el tiempo para conocer el material y solo comparte información realmente útil para alcanzar el aprendizaje.
  • Decir ¿qué estás compartiendo?
    No asumir que el contenido habla por sí mismo. Tómate el tiempo de dar una breve explicación a tus alumnos.
  • Se conciso
    La explicación del contenido debe ser breve, pero directa y motivadora.

Paso 4: Ofrece variedad

A la hora de recabar los contenidos, intenta encontrar recursos educativos que vayan más allá de solo artículos pdf, o webs netamente textuales.

Te recomiendo, incluir vídeos, demostraciones, actividades interactivas para ayudar a los estudiantes a practicar.

De ser posible, también agrega una lista de contenidos adicionales o información complementaria que puedan ver tus estudiantes después de revisar los contenidos principales.

Paso 5: Ofrece contenido Relevante y actualizado

No seas como el típico docente, que abarrota a los estudiantes con un listado interminable de contenidos, ya que siempre piensa: “todo la información que he encontrado es importante”🤨.

Para lograr una buena curación de contenido debes esforzarte e invertir tiempo en la selección y filtrado, para hacer que todo el contenido publicado sea relevante y fácil de digerir por tus estudiantes.

Recuerda que, cualquier información innecesaria o que distraiga, solo perjudicará el proceso de aprendizaje.

Por lo tanto, el contenido seleccionado no puede simplemente tocar el tema por encima, sin ofrecer información medular para el aprendizaje.

Además, de ser posible busca contenidos que los alumnos puedan aplicar en la vida real.  

Paso 6: No te olvides de dar crédito

Antes de publicar, debes verificar si el contenido seleccionado tiene permiso para compartir, es decir, cuando uses recursos de la web, busca declaraciones de privacidad, otros términos y condiciones para ver si es factible vincular el contenido.

Esto es especialmente importante si planeas usar el material en cursos no gratuitos.

Además, diversifica tus fuentes, ya que copiar contenido de un solo autor o sitio web no es curación.

De hecho, no solo se ve perezoso, sino que también te hará parecer menos creíble y le dará a tu audiencia una visión incompleta, de la perspectiva del contenido a aprender.

El rol de un curador de contenido para el aprendizaje no consiste en presentar los trabajos de especialistas, sino en crear una nueva experiencia para los usuarios, con la información que ha encontrado.

Paso 7:  Haz tu contenido factible de visualizar

De acuerdo a las necesidades y preferencias de tu audiencia debes considerar dónde es más probable que ubiquen la información que estás seleccionando.

Por ejemplo, si el contenido curado no está dentro de una plataforma LMS o un curso de aprendizaje online, debes facilitar a tu audiencia un espacio para que la ubiquen fácilmente. Te recomiendo que sea en una plataforma, mensajería o red social que la mayoría utiliza frecuentemente.

Beneficios y retos de la curación de contenidos

Beneficios y retos de la curación de contenidos

La curación de contenido puede ayudarte a crear una experiencia de capacitación más sólida para tus alumnos, ya que, al agregar una variedad de contenido al plan de estudios:

  1. Generarás una atmósfera de aprendizaje más interesante y atractiva:
    Le darás un giro a la monotonía de los cursos, al incorporar variedades de recursos educativos en distintos formatos, tales como: vídeos, podcasts, las publicaciones de blog, libros electrónicos, actividades de interacción, juegos, etc. Todo ello, disponible con solo unos pocos clics. Lo cual potenciará la motivación de tus estudiantes en seguir aprendiendo.
  2. Mejorarás la cultura de aprendizaje:
    La selección de contenidos permite a los alumnos poder encontrar fácilmente, los materiales de aprendizaje y poder analizarlos, discutirlos y compartirlos, con sus compañeros de clases e incluso de otras instituciones.
    Esto los ayudará a involucrarse mucho más en su aprendizaje.

Sin embargo, a pesar de todos estos beneficios, la curación de contenido es un proceso que requiere experiencia, para acertar en la información, ya que, no todo el contenido curado, necesariamente es el mejor. Puesto que, al navegar por la red, existe una gran posibilidad de que te encuentres con información sesgada e incluso falsa.

Además, no hay contenido único para todos. Es decir, no todos los materiales de aprendizaje online que logras seleccionar serán los adecuados para todos tus alumnos. Por ello, es necesario incluir variedad o en otros casos, a menudo necesitarás personalizar el contenido, y todo esto requiere práctica.

¿Cómo involucrar a los estudiantes en la curación de contenidos?

Para ayudarte a mejorar tus practicas en la depuración de contenido, no dudes en involucrar a tus estudiantes, a fin de evaluar la relevancia de los recursos seleccionados.

Por ello, aquí te traigo algunas ideas de mis experiencias y las de mis colegas, que realmente nos han funcionado:

  1. Puedes diseñar un tablero con una variedad de recursos educativos como vídeos, artículos, imágenes, tutoriales e infografías con una columna que resalte el contenido, acompañado de una columna, con los objetivos que se pretenden alcanzar, de acuerdo al plan de estudios de la clase. Y deja otro espacio para que tu audiencia pueda calificar o votar por ese contenido según su relevancia.
  2. Elabora un espacio donde se publique el contenido más votado, el mejor calificado o el que tenga la mayor visibilidad, para que otros estudiantes la conozcan.
  3. Diseña una rúbrica que guíe a los estudiantes en la evaluación de los recursos que elijan seleccionar. De esta manera, la curaduría puede convertirse en una herramienta de evaluación.

Vemos como, los estudiantes también pueden beneficiarse adquiriendo habilidades de curación de contenidos, ya que, al ser capaces de evaluar rápida y críticamente una variedad de fuentes de información, esto genera una destreza de investigación vital en su formación.

También, puedes utilizar actividades de evaluación donde tus estudiantes deban curar contenido, ya que esta estrategia puede convertirse en una excelente habilidad de estudio.

Como conclusión

Ver la curación de contenido como una opción dentro de tus clases es una excelente manera de potenciar tus cursos online.

Debemos tomar en cuenta que se necesita tiempo para desarrollar las habilidades, y cada quien lo abordará de manera diferente.

Al final, habrás creado algo verdaderamente único es tus cursos online, generando una fuente de contenidos que otros disfrutarán y se beneficiarán.

Espero haberte ayudado en este viaje de aprender a curar contenidos.

¡Me encantaría, que compartieras tus experiencias en los comentarios 😊!

Califica este artículo

Puntuación promedio 4.7 / 5. Votos: 3

No hay votos hasta ahora. Sé el primero en calificar esta publicación.

Foto del autor
Co-fundadora de Evirtualplus. Disfruto ser una Docente Virtual. Investigo cada día para mejorar. Asesoro en Educación a distancia. Sígueme en mis redes sociales.

También te puede interesar

Deja un comentario

El responsable de este sitio web es Marit Acuña. La finalidad de los datos es gestionar los comentarios en este blog. El destinatario (donde se almacenan los datos) es el hosting de este blog: Banahosting, ubicado en EEUU. La legitimidad es el consentimiento que otorgas en el formulario. Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos según la política de privacidad.