Educación Híbrida: transformando la educación tradicional

Actualmente, debido a los tiempos de pandemia, la mayoría de las escuelas de todos los niveles se han visto obligadas a transformar su modelo educativo tradicional combinándolo con el aprendizaje en línea, durante el resto del año académico.

Sin embargo, a medida que los estudiantes, padres y educadores han empezado a planificarse y a incorporar las tecnologías como un medio para la interacción escolar a distancia, se han ido adaptando a nuevos estilos de aprendizaje, donde las TIC se han vuelto en un aspecto fundamental.

Esto, está convirtiendo al modelo tradicional por excelencia en un modelo mixto, conocido como educación híbrida.

En este artículo, conoceremos, qué es, por qué se popularizó, cuáles son sus beneficios y si con ella se abre una nueva ventana al futuro de la educación.

¿Qué es la Educación Híbrida?

El aprendizaje híbrido se define como:

Un enfoque pedagógico, basado en competencias, centrado en el estudiante, que incluye una combinación de instrucción e interacción cara a cara con la instrucción mediada por computadora.

Es decir, el modelo de educación híbrida incorpora a los alumnos, tanto de manera presencial como remota.

Donde la interacción es un proceso fundamental y al no poder hacerse en el aula, se sustituye utilizando herramientas tecnológicas

Estas herramientas pueden ser síncronas o asíncronas, las cuales, permiten generar feedback con el instructor y otros alumnos como si estuvieran físicamente presentes.

En estos espacios tecnológicos, todos en algún momento estarán conectados con audio de dos vías y vídeo.

Los alumnos en línea mirarán al profesor y a sus compañeros, usando la combinación del aula con componentes virtuales para crear una experiencia de aprendizaje superior a la capacitación tradicional.

Educación híbrida vs b-learning: ¿cuál es la diferencia?

Educación híbrida vs b-learning

Antes de conocer un poco más sobre la educación híbrida, debemos tener en cuenta que, aunque a menudo, el término educación híbrida se usa casi indistintamente con el término b-learning, en realidad no son iguales 🤔.

Es cierto que, ambas modalidades están integradas en una experiencia de aprendizaje coherente para el estudiante. Sin embargo, hay una sutil distinción.

Cursos híbridos

En los cursos híbridos, sus componentes en línea están destinados a reemplazar una parte del tiempo de las clases presenciales.

Estas interacciones en línea pueden ser sincrónicas, lo que significa que los estudiantes interactúan en tiempo real, a través de sesiones de clase realizadas mediante webinars.

O también con sesiones asíncronas, es decir, que los estudiantes interactúan en línea en diferentes momentos, como a través de foros virtuales.

Cursos b-learning

En contraste al modelo anterior, el b-learning, es una forma de educación que también se lleva a cabo tanto en línea como en una ubicación física.

Sin embargo, un componente fundamental de un curso b-learning es que los materiales en línea no están destinados a “reemplazar” el tiempo de clase presencial; más bien, están diseñados para complementar y construir sobre el contenido discutido en el aula.

En este escenario, el “tiempo presencial” entre estudiantes y maestros no se reemplaza por la interacción en línea.

Es decir, el componente en línea de la experiencia de aprendizaje generalmente consiste en ejercicios o contenido adicional que complementan la lección en clase.

El aprendizaje b-learning utiliza las mejores herramientas en línea para apoyar un aula dirigida por un maestro, pero también se anima a los jóvenes estudiantes a explorar y seguir sus propios caminos con módulos basados ​​en recursos educativos digitales.

Cuando contrastamos ambos modelos, no es porque un modelo sea mejor que el otro, sino que debemos tener en cuenta la diferencia entre ambos, para elegir el que mejor se adapte a las necesidades educativas.

Características de la Educación híbrida

Analizando el concepto y la diferencia con el b-learning, podemos destacar dos características fundamentales de la educación híbrida, las cuales son:

  • La educación híbrida se centra menos en la tecnología y más en la forma realmente efectiva de impartir el conocimiento a los alumnos.
  • Así como también, trata de encontrar la combinación adecuada de todas las posibilidades de aprendizaje, sin importar si están fuera de línea o en línea.

¿Qué beneficios ofrece la educación híbrida?

beneficios de la educación hibrida

Este modelo ofrece muchas ventajas para los estudiantes, dentro de las que podemos destacar:

Cuando los estudiantes participan en una experiencia de interacción virtual con sus compañeros, tienen la oportunidad de hacer preguntas y obtener explicaciones adicionales y contextos sobre conceptos clave.

Los estudiantes también pueden obtener espacios para reforzar conceptos que necesitan explicación adicional, oportunidades para una experiencia práctica productiva e interacción remota para ayudar con preguntas básicas.

Estas sesiones virtuales les dejan suficiente tiempo de aprendizaje independiente para trabajar a través de las lecciones y evaluaciones, sin la presión del compromiso obligatorio de trasladarse a las sesiones presenciales.

A diferencia de un curso completamente en línea, mantener el componente de interacción presencial o en su defecto ser sustituida por la interacción virtual, también puede ayudar a apoyar el sentido de comunidad de clase de los estudiantes, una de las mayores dificultades que enfrenta un instructor en un curso completamente en línea.

Algunas desventajas de la educación híbrida

Sin embargo, la educación híbrida puede ocasionar algunos inconvenientes para los estudiantes, si no se sabe canalizar, entre los más comunes están:

Muchos estudiantes luchan con la administración y organización del tiempo, lo que los convierte más vulnerables al fracaso en los cursos que incluyen instrucción en línea.

Otros alumnos, tienden a ser menos participativos en las discusiones de clases remotas, lo que los pone en desventaja tanto en términos de calificaciones como de comprensión.

Los estudiantes con acceso limitado a computadora o Internet tendrán serias dificultades.

Algunos participantes pueden extrañar el estímulo intelectual y social de las clases en sus colegios o campus, los cuales son importantes, ya que les permite construir amistades y establecer contactos.

Asimismo, dependiendo de su estilo de aprendizaje, hay estudiantes que pueden distraerse con facilidad en una clase a distancia. Por el contrario, cuando esto sucede dentro del aula presencial,  el profesor  con su lenguaje corporal y señales verbales o de voz, generalmente ayudan a mejorar su atención y motivación mientras aprenden.

Los estudiantes muy jóvenes a menudo pueden no estar seguros de cómo lidiar con los sentimientos de aislamiento que se encuentran en el entorno en línea.

¿Por qué la educación híbrida se puso de moda en tiempos de cuarentena?

educación hibrida en tiempos de pandemia

Cuando se compara este modelo multifacético, híbrido en línea, y basado en competencias con la educación tradicional (y por “tradicional” me refiero a la instrucción física), no puedo evitar resonar las palabras del pedagogo John Dewey:

El camino de menor resistencia y problemas es una rutina mental ya hecha.

En una era de sobrecarga de información y acceso casi ilimitado al conocimiento, donde el modelo de instrucción tradicional parece cada vez más arcaico.

Sin embargo, para la mayoría, sigue siendo el camino de menor resistencia (y, por lo tanto, el enfoque continuamente preferido).

Entiendo completamente por qué el modelo híbrido ha sido el preferido para avanzar, por supuesto: si bien los programas a distancia y b-learnig son pedagógicamente y epistemológicamente muy emocionantes, y aunque producen enormes beneficios para los estudiantes, existen obstáculos paradigmáticos importantes para desarrollar y enseñar en programas como estos.

Al parecer, el mayor obstáculo es la adaptación a métodos de instrucción muy diferentes de la forma en que fuimos entrenados y educados.

Pero, a medida que intentamos darle vida a los planes de estudio innovadores que se adapten a los desafíos del siglo XXI (y a una generación completamente nueva de estudiantes digitales), la educación híbrida está ayudando al modelo tradicional a atravesar la transición de una manera más sutil, ya que  las sesiones de clases no son sustituidas, pero si transformadas en espacios virtuales y utilizando estrategias distintas para aprender.

Esto nos debe llamar a la reflexión, ya que para el futuro de la educación probablemente se necesitará un enfoque completamente nuevo para preparar a los maestros.

Puesto que, para dar el gran salto, se requiere un tipo totalmente diferente de interacción con los estudiantes.

¿Qué nos ha dejado este primer ensayo de educación híbrida?

El aprendizaje híbrido nos enseñó tres lecciones clave:

  1. La educación ya no se trata de memorizar hechos y responder preguntas de la prueba:
    La educación actual se trata de aplicar el conocimiento a situaciones de la vida real y saber dónde encontrar información confiable.
    Por eso, en ocasiones es difícil buscar estrategias para evaluar o hallar sustituir el examen típico al cual estamos acostumbrados a aplicar en el aula.
  2. Los maestros no tienen que dar todas las respuestas:
    Los maestros en un entorno de aprendizaje híbrido deben estar allí para brindar orientación y apoyo, actuar como moderadores de la discusión y dar dirección y retroalimentación a los proyectos de los estudiantes.
    Es decir,  ya no son la única fuente de conocimiento en un nivel superior típico.
  3. La escuela física no es el único lugar donde se puede aprender:
    La educación es un proceso continuo (ubicuo) que te sigue a todas partes.

¿La educación híbrida puede convertirse en un gran potencial a futuro?

No tengo ninguna duda 👍.

Si la canalizamos bien, la educación híbrida puede tomar lo “mejor de ambos mundos” al combinar lo mejor del aprendizaje cara a cara con lo mejor del aprendizaje en línea.

Y por supuesto, que las tecnologías facilitarán mejor este tipo de aprendizaje, donde el tiempo de clase puede acortarse y/o usarse para actividades que se prestan mejor a la interacción cara a cara.

La idea es construir un modelo integrado que se adapte a una gama más amplia de estilos de aprendizaje al ofrecer flexibilidad, más opciones de aprendizaje e integración de actividades que conduzcan a un aprendizaje más profundo.

¿Qué podemos hacer mientras, para mejorar el modelo de educación híbrida?

Qué podemos hacer mientras, para mejorar el modelo de educación híbrida

En escenarios de cambio repentinos, como los que están ocurriendo, la ambigüedad es uno de los mayores desafíos para cualquier comunidad y uno de los mayores impedimentos potenciales para el progreso y el éxito.

Por lo tanto, mientras se decide cómo serán los nuevos modelos escolares de aprendizaje del futuro, poder elegir un camino durante un momento de incertidumbre, nos da más tiempo para la planificación de un curso, la preparación para el apoyo de los estudiantes e incluso la adopción de tecnología, según corresponda.

Como siempre digo: cuando no sabes para dónde vas, ningún viento te es favorable, por lo tanto, debemos sentarnos a planificar.

Para ello, te dejo algunas recomendaciones al aplicar tus cursos bajo educación híbrida:

1) Aclara tus expectativas para los entornos en línea y las sesiones presenciales

En el plan de estudios, brinda a los estudiantes una introducción del formato del curso.

Esto, hará que comprendan la forma en que funcionará el curso.

Habla con tus estudiantes sobre los aspectos fundamentales del formato híbrido de tu curso.

Asimismo, deben estar al tanto sobre el patrón de las tareas presenciales y online del curso.

Ofrece una orientación (desde el primer día de clases) que asesore sobre los componentes en línea de tu curso híbrido.

Esto, ayudará a identificar los posibles desafíos que tendrán los estudiantes.

Presta especial atención a cómo los estudiantes experimentarán el curso, proporcionando vías claras para recursos de apoyo estudiantil fuera de la clase y en línea.

2) Ayuda a guiar a los estudiantes mientras recorren el curso entre actividades en línea y presenciales

Dada la flexibilidad del formato de este modelo, cada curso híbrido debe tener su propia estructura única.

Los estudiantes deberán saber cómo comunicarse contigo y entre ellos en los dos formatos diferentes del curso.

Es importante crear comunidades de aprendizaje en línea.

Las puedes organizar a través de foros de discusiones y redes sociales, utilizando grupos pequeños o actividades de intercambio de ideas.

Define claramente cómo calificarás el trabajo de los alumnos en las tareas grupales.

Graba tus sesiones en línea, ya que existen muchas razones justificadas por lo cual, algún estudiante no pueda participar, así que estoy segura que te agradecerá tener la oportunidad de ver los vídeos.

3) Crea tareas colaborativas que permitan a los estudiantes trabajar juntos en línea y durante la clase

Al diseñar un curso híbrido, es importante centrarse más en la interacción del alumno que en el modo de entrega del curso.

Para ello, crea actividades que requieran que los estudiantes participen con el contenido del curso y entre ellos.

La idea es que ellos mantengan conversaciones y planifiquen sus tareas durante la semana.

Comienza a construir una comunidad estudiantil desde el inicio del año escolar; ya que, los estudiantes pueden tener más éxito trabajando juntos después de conocerse por primera vez.

Recuerde que el proceso de socialización generalmente progresa más rápido en un entorno de clase.

Organiza a los estudiantes para que trabajen en grupos y equipos más pequeños; pídales que redacten la forma en que se organizará el equipo para que los estudiantes conozcan sus roles y tareas.

Para concluir

El aprendizaje híbrido es una excelente opción, ya que es un modelo educativo ideal para preparar a los estudiantes en un mundo donde el conocimiento no es un conjunto fijo de hechos que se pueden dividir fácilmente en materias independientes.

Debemos prepararlos para un mundo formado por conjunto de hechos interconectados.

Estos hechos se actualizan constantemente y requieren un alto grado de independencia, flexibilidad y disposición para aprender y mejorar más allá de los años escolares.

De la misma forma, ayuda a desarrollar competencias y habilidades tecnológicas que la vida moderna está haciendo tan necesarias para ser un miembro productivo de la sociedad moderna.

Califica este artículo

Puntuación promedio 4.5 / 5. Votos: 2

No hay votos hasta ahora. Sé el primero en calificar esta publicación.

Deja un comentario

El responsable de este sitio web es Marit Acuña. La finalidad de los datos es gestionar los comentarios en este blog. El destinatario (donde se almacenan los datos) es el hosting de este blog: Banahosting, ubicado en EEUU. La legitimidad es el consentimiento que otorgas en el formulario. Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos según la política de privacidad.

Únete y recibe las últimas novedades en tu email.
Suscríbete a Evirtualplus
Suscríbete
política de privacidad
Acepto la
Suscríbete a Evirtualplus
Acepto la política de privacidad
Suscríbete
Suscríbete