Evaluación online en la Educación Híbrida

Ante las nuevas exigencias del aprendizaje y la evaluación online, muchos docentes tienen la sensación de formar parte de una generación de “transición”, ya que han tenido que adaptarse a la modalidad híbrida con muy poco conocimiento al respecto.

Para la mayoría de los docentes, este desafío ha sido más pedagógico que tecnológico, ya que, afortunadamente ha nacido un boom para capacitar en cuanta herramienta tecnológica exista en el mundo para evaluar online.

Pero, la realidad es que el docente al sentarse con las nuevas apps que aprendió a utilizar, generalmente se debate en el dilema: ¿Cómo puedo evaluar de forma remota el contenido de mi curso?, y ¿Cómo puedo evitar que mis estudiantes hagan trampa con una evaluación online? 🤔

En este artículo te orientaré en mejorar las prácticas de la evaluación online en los modelos de aprendizaje híbridos, con la ayuda de la tecnología.

La evaluación online y los “docentes en transición”

La evaluación online en la educación híbrida ha tenido su mayor auge de manera forzada, en gran medida por la crisis de la pandemia.

Muchos docentes están agotados, ya que no tienen una preparación previa y un modelo educativo adecuado que les garantice la forma efectiva de comprobar el alcance del aprendizaje.

Esto se debe a que, simplemente algunas instituciones han visto esta modalidad educativa solo como una alternativa rápida ante un cambio necesario para asegurar la continuidad de la educación, subestimando su perduración en el tiempo.

Sin embargo, actualmente, la educación híbrida está presente y retoma firmeza a largo plazo, pero aún se siente que esta modalidad, carece de un marco de evaluación digital coherente.

Asimismo, si bien es cierto, que cada vez más docentes están convencidos de la eficacia de la educación híbrida y promocionan sus beneficios, a veces puede ser difícil para ellos forjar una nueva conexión pedagógica con sus alumnos y mucho más difícil elaborar estrategias para la evaluación online.

La tecnología es importante, pero no es lo principal

La tecnología y la evaluación online en la educación híbrida

Al igual que con cualquier cambio importante, en la educación híbrida el éxito depende del dominio de las nuevas herramientas.

Por ello, el mercado está colmado de una amplia variedad de soluciones tecnológicas diseñadas para ayudar a las instituciones educativas en su búsqueda por adoptar el aprendizaje híbrido.

Pero, en consecuencia, uno de los retos que plantea la educación híbrida es evitar la sobreabundancia de herramientas de apoyo.

Ya que, el objetivo no es saturar y abrumar, haciendo que el trabajo de los maestros sea aún más complicado.

Por lo tanto, no debemos perder la brújula, todo lo contrario, tenemos que concentrarnos en el proceso de la evaluación, viéndolo tal como lo plantea la AAHE (American Academics for Higher Education):

“No es un fin en sí misma sino un vehículo para la mejora educativa” que comienza con una “visión de los tipos de aprendizaje que más valoramos para los estudiantes y esforzarnos por ayudar a lograrlos”.

Evitar que los estudiantes hagan trampa: el gran desafío de la evaluación online

Prevenir que los estudiantes se copien en las evaluaciones online es una gran preocupación para los docentes y los administradores de LMS, ya que, el examen en línea presenta el riesgo de condiciones no supervisadas donde los alumnos tienen acceso a fuentes externas mientras toman sus exámenes.

Para evitar las trampas, muchas instituciones educativas buscan alternativas, a fin de crear un sistema robusto para endurecer los procedimientos del examen, aplicando medidas extremas con herramientas o plugins especiales para monitorear al alumno y hasta aplicar las pruebas con el uso obligatorio de la webcam encendida.

Sin embargo, los estudiantes aún encuentran formas de “jugar con el sistema” 🤨.

Por ello, las instituciones e instructores sienten que la única forma de continuar, es ofreciendo evaluaciones tradicionales.

La realidad es que esa no es la solución más optima, ya que la clave no está en enfocarnos en un sistema de supervisión para monitorear el comportamiento de los estudiantes en los exámenes.

El objetivo está, en evitar continuar diseñando exámenes en línea estructurado de la manera tradicional, como lo hacemos en el aula, es decir, enfocados en definiciones, para que los estudiantes lo completen.

Es hora de reconsiderar innovar no solo en los recursos de aprendizaje, sino también en la evaluación online, buscando alternativas efectivas que garanticen el aprendizaje.

¿Cómo debe ser la nueva evaluación online?

Cómo debe ser la nueva evaluación online

Lo ideal es que la evaluación online se centre en los objetivos y las competencias de aprendizaje.

En otras palabras, la evaluación online en los cursos híbridos debe permitir el desarrollo de habilidades para toda la vida y preparar a los estudiantes para el mundo real, al mismo tiempo que garantice la inclusión y la accesibilidad.

Es decir, innovar en la evaluación significa dejar de lado los métodos tradicionales.

Dicho de otra manera, los instructores pueden adaptar las pruebas de lápiz y papel a los exámenes en línea con un cambio de enfoque y con la ayuda de las herramientas tecnológicas disponibles.

5 Formas para evaluar online

Evaluar no es solo hacer un test, debemos abrirnos a explorar nuevas maneras de demostrar aprendizaje, por eso te traigo algunas herramientas que de seguro te ayudarán, basadas en mi experiencia como diseñadora instruccional e investigadora en el área.

1. Evaluaciones online basadas en el desempeño

Aunque en el aprendizaje híbrido, es más difícil evaluar las tareas basadas en el desempeño debido a la falta de interacción física, podemos hacerlo posible, mediante el uso de una plataforma LMS que les permita realizar las actividades y recibir comentarios inmediatos de los docentes.

Las estrategias basadas en el desempeño, como: presentaciones, vídeos, infografías, mapas mentales o podcasts, son excelentes formas de medir múltiples objetivos de aprendizaje y permiten que los estudiantes apliquen y muestren lo que aprendieron.

Estas prácticas de evaluación online bien estructuradas desafían al alumno a analizar contenidos educativos para demostrar conceptos, lo cual es una habilidad de pensamiento de orden superior.

Existen muchas tecnologías de enseñanza excelentes que permiten a los instructores implementar estas estrategias de evaluación en un entorno combinado.

Pero también debes tener claro los indicadores que utilizarás para medir el aprendizaje alcanzado.

2. Dándole un giro al examen tradicional en la evaluación online

En un entorno presencial, las pruebas basadas en el conocimiento, como cuestionarios o exámenes tradicionales, son los métodos favoritos para medir el progreso y el rendimiento de los estudiantes, tanto en las aulas virtuales como en las presenciales.  

Sin embargo, existen limitaciones importantes sobre cómo se pueden realizar este tipo de evaluaciones online.

Por lo que se debe garantizar que no será fácil encontrar la respuesta en el primer blog que hallen en Google 🤥.

Es importante que, estas pruebas basadas en el conocimiento deben rediseñarse para enfocarse en desarrollar habilidades de pensamiento de orden superior y brindar retroalimentación constructiva, en lugar de la memorización.

Por lo tanto, el docente debe enfocarse en preguntas retadoras que involucren situaciones para demostrar conocimiento.

Y una vez reestructurado el cuestionario, existen múltiples herramientas tecnológicas disponibles para ayudarte a actualizar los exámenes tradicionales de lápiz y papel.

3. El poder de la discusión online

3. El poder de la discusión online

La discusión tanto asincrónica como sincrónica es otro método efectivo que los instructores pueden usar para evaluar en entornos híbridos.

Ya que, esta estrategia de aprendizaje, brinda la oportunidad de proporcionar respuestas claras y concisas tanto a los profesores como a los compañeros.

Permite a los estudiantes cultivar el pensamiento crítico y las habilidades de evaluación, al tiempo que reduce la carga de trabajo de los profesores.

La tecnología permite a los maestros crear discusiones fluidas en clases en línea.

Por ejemplo, los instructores pueden diseñar actividades basados en proyectos de grupo de discusión (foros virtuales) en las que los estudiantes trabajen en colaboración para crear un proyecto, armándolos en portafolios online o wikis, para que quede evidencia de todo el proceso, cargando cada alumno sus aportes y luego proporcionar comentarios sobre el trabajo de otros grupos según una rúbrica determinada.

4. Atrévete a usar preguntas abiertas

Aunque sé que dan mucho trabajo a la hora de corregir, las preguntas abiertas o tipo ensayo son uno de los métodos de evaluación cualitativa más populares y una de mis favoritas.

Este tipo de preguntas, incitan a los alumnos a explorar sus pensamientos, sentimientos y opiniones, mientras evalúan su comprensión general de un tema.

Esta estrategia fomenta el pensamiento crítico y es más adecuado para evaluar el aprendizaje de nivel superior.

Las preguntas de ensayo requieren más tiempo para que los estudiantes piensen, organicen y redacten sus respuestas.

Y actualmente la tecnología puede ayudarte eficazmente con este tipo de evaluación online.

5. No te olvides de la importancia de las autoevaluaciones en la educación híbrida

Recuerda que, ante la lejanía física, la motivación de un estudiante depende en gran medida de su capacidad para ver su progreso, por lo que la calificación remota juega un papel particularmente importante para determinar el éxito de la educación híbrida.

Por lo tanto, no olvides de proporcionar herramientas de autoevaluación, ya que, estas pruebas, ofrecen un impulso real para motivar a los estudiantes y facilitar el aprendizaje remoto.

5 Formas para evaluar online

Conclusión

La evaluación online es una parte fundamental del aprendizaje híbrido y debe llevarse a cabo con el mismo nivel de cuidado y rigor que se pone en la creación de los contenidos de aprendizaje.

Tenemos que hacer algo mejor que depender de la vigilancia y el control para garantizar la integridad académica.

Por ello, hay que enfocarnos en emplear formas de evaluación online alternativas que promuevan una comunidad de aprendizaje constructiva, tanto en línea como presencial.

La buena noticia es que no es necesario ser un genio de la programación para crearlos. Existen muchas herramientas tecnológicas de evaluación online que te permiten generar tareas atractivas para valorar aprendizaje.

Espero haberte ayudado y cuando estés creando tus evaluaciones sepas como enfocarte. Me encantaría conocer tu experiencia en el desarrollo de este tipo de evaluaciones, así que, déjalo en los comentarios 😀

Califica este artículo

Puntuación promedio 5 / 5. Votos: 2

No hay votos hasta ahora. Sé el primero en calificar esta publicación.

Foto del autor
Co-fundadora de Evirtualplus. Disfruto ser una Docente Virtual. Investigo cada día para mejorar. Asesoro en Educación a distancia. Sígueme en mis redes sociales.

Deja un comentario

El responsable de este sitio web es Marit Acuña. La finalidad de los datos es gestionar los comentarios en este blog. El destinatario (donde se almacenan los datos) es el hosting de este blog: Banahosting, ubicado en EEUU. La legitimidad es el consentimiento que otorgas en el formulario. Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos según la política de privacidad.