12 minutos de lectura
2 comentarios

Tendencias educativas en 2023: Futuro del aprendizaje

Foto del autor

Con el comienzo de un nuevo año, los profesores y los líderes de la industria formativa estamos descubriendo las tendencias educativas más importantes que marcarán este 2023.

Los últimos años han visto una transformación significativa para la educación y la tecnología educativa, donde se vaticina que este 2023 continuará trayendo nuevas ideas y tecnologías emergentes.

Las tendencias educativas están evolucionando rápidamente, lo que hace que la educación sea más factible y accesible para las personas. La nueva era de la educación verá mejores interacciones y un uso óptimo de la tecnología.

¿Qué podemos esperar para este año en la industria del eLearning?

No te pierdas la última tendencia: causara furor en los años por venir 😉

¿Cuáles serán las tendencias educativas 2023?

A continuación, te voy a mostrar 9 tendencias educativas de 2023, que he seguido muy de cerca desde sus inicios y de las cuales se vaticina un futuro prometedor.

1. Más Gamificación y deportes electrónicos

Gamificación y deportes electrónicos

De acuerdo a los últimos estudios de la DFC Intelligence el noventa y siete por ciento (97%) de los adolescentes juegan al menos una hora de videojuegos por día, por lo que llevar ambientes lúdicos al aula resulta intuitivo para los estudiantes.

El aprendizaje gamificado motiva a los estudiantes a involucrarse con el contenido educativo de una manera diferente, manteniendo a los alumnos entusiasmados con su progreso y ayudando a sintetizar el aprendizaje.

Llevar los juegos al salón de clases también brinda a los alumnos la oportunidad de explorar los principios socioemocionales, aumentando su adaptabilidad y comunicación y mejorando su capacidad para trabajar con otros.

Asimismo, en los últimos años, las escuelas en países desarrollados, incluyendo Estados Unidos, también han visto un aumento en la participación de equipos de deportes electrónicos.

Para 2023, se espera que esta tendencia continúe, con las escuelas invirtiendo más recursos en la formación de equipos de deportes electrónicos y la creación de espacios integrales de actividades electrónicas deportivas, donde los equipos puedan reunirse, practicar y competir.

Pero, ¿por qué los deportes electrónicos? Porque la evidencia muestra que los deportes electrónicos académicos benefician el rendimiento general y el aprendizaje socioemocional de los estudiantes.

2. Aprendizaje personalizado y autodirigido

El aprendizaje personalizado no es precisamente una nueva tendencia educativa, pero los modelos de aprendizaje centrados en un enfoque individualizado, personalizado o adaptativo, seguirán evolucionando en este 2023.

Sabemos que, las brechas de aprendizaje se ampliaron durante la pandemia, y a medida que los estudiantes continúen trabajando para recuperar este aprendizaje, se beneficiarán de oportunidades de aprendizaje individualizadas. Por lo que ya se habla de: Aprendizaje a la carta, y la industria educativa apuesta por ello.

De igual manera, las escuelas, por su parte continuarán brindando servicios de tutoría a los estudiantes con dificultades, mientras que los estudiantes avanzados encontrarán grandes oportunidades de continuar progresando en nuevos conocimientos a través de cursos en línea o pasantías fuera del aula.

Asimismo, de acuerdo a encuestas, para los adultos, el aprendizaje autodirigido ya está en la mente de muchos profesionales y estudiantes de educación superior en estos momentos.

Los diseñadores instruccionales queremos promover esta estrategia porque sabemos que facilita la creación de una cultura de aprendizaje sólida y sostenible en las organizaciones y en la vida profesional.

Por tanto, el aprendizaje activo y autodirigido también aumentará a medida que los estudiantes decidan estudiar a su propio ritmo y tomar más decisiones sobre su aprendizaje.

Esperamos que esto motive a las Instituciones a crear espacios educativos más flexibles y activos que puedan modificarse para adaptarse a una amplia variedad de necesidades de aprendizaje.

Esto incluirá la adición de plataformas adaptativas, áreas de aprendizaje activo con tecnología centrada en el estudiante y una variedad de opciones virtuales, para garantizar flexibilidad para la capacitación y aumentar las oportunidades de estudiar.

3. Las plataformas de aprendizaje en línea seguirán subiendo de nivel

La pandemia abrió los ojos de las instituciones y organizaciones hacia el aprendizaje en línea, pero para muchos, la experiencia fue bastante inconsistente.

Numerosos docentes e instructores lucharon con el cambio de la noche a la mañana y no tenían los antecedentes ni las habilidades para desarrollar y utilizar herramientas de enseñanza en línea.

Las plataformas de aulas virtuales proporcionaron un entorno de aprendizaje en línea donde los estudiantes y los profesores pueden interactuar, realizar evaluaciones, etc., pero, en muchos casos los cursos en línea eran un poco arcaicos, ya que los docentes tenían dificultades para desarrollarlos.

Sin embargo, actualmente la masificación del uso de las LMS, ha generado usuarios que exigen una experiencia de aprendizaje en línea realmente efectiva.

Por lo que, las plataformas online se están transformando para dar respuestas al aumento de las preocupaciones sobre la accesibilidad, la asequibilidad y la diversidad general de los planes de estudios, y este 2023, los desarrolladores y proveedores LMS se enfocarán en satisfacer esas necesidades.

4. Mejores videoconferencias

Videoconferencias: tendencia educativa

Los profesores y estudiantes se han familiarizado con las videoconferencias, por lo tanto, este sistema perdurará para este 2023.

Sin embargo, las Instituciones de educación y los mismos docentes, están descubriendo las bondades que ofrecen las plataformas de videoconferencias y avanzarán en esta etapa, a fin de ajustar las lecciones para generar un contenido más interesante, animado y atractivo para capturar la atención de los estudiantes.

Para ello, deben diseñar estrategias educativas para las clases por videoconferencias, por lo que los docentes necesitan actualizar constantemente su Diseño Instruccional y por ende sus contenidos con materiales multimedia, ya que, en estos ambientes, la obsolescencia de las presentaciones de PowerPoint, invitan a crear contenidos más intuitivos.

Sin embargo, es importante resaltar que, las videoconferencias no deben depender demasiado de los materiales, sino que deben enfocarse en la capacidad de interacción y conexión entre estudiantes y profesores.

Ya que, las estrategias deben enfocarse en entender que, no importa cuán moderna sea la tecnología, los docentes aún requieren interactuar activamente con sus estudiantes y, al mismo tiempo, alentarlos a trabajar en grupos e individualmente para desarrollar aprendizaje en el aula.

5. Las comunidades virtuales de alta calidad con los estudiantes se vuelven crítica

Ha habido mucho progreso en las herramientas de aprendizaje en línea, y ahora hay una mejor comprensión de las necesidades tanto de los estudiantes como de los profesores. Por eso son importantes las comunidades virtuales.

Una comunidad de aprendizaje en línea es un espacio virtual que conecta a personas con intereses educativos similares para compartir información, recursos y apoyar el aprendizaje de los demás. 

Están diseñadas para facilitar la colaboración, el debate y el intercambio de conocimientos entre sus miembros, que pueden ser estudiantes, profesores, profesionales o cualquier persona interesada en un tema en particular.

Pero, la ventaja de la modalidad en línea es que permite el intercambio de ideas y recursos desde cualquier parte del mundo y en cualquier momento, convirtiéndola en una forma flexible y conveniente de aprender y crecer.

Las comunidades de aprendizaje en línea son esenciales para lograr un entorno de educativo productivo. Es por eso que son tan populares, especialmente en la educación superior.

Para este 2023 se prevé su aumento, debido al enfoque online que están teniendo las instituciones educativas después de la pandemia, así como una forma de mantenerse actualizado en los procesos de aprendizaje autodirigidos.

6. El Microaprendizaje y nanoaprendizaje ganan terreno

De acuerdo a las últimas investigaciones, el grado de concentración ahora también se ve como un método para distinguir entre generaciones.

Por ejemplo, la generación «Pos Millennial», también conocida como Generación Z (los nacidos entre 1997 y 2012) que crecieron en una era de tecnología, tienen una menor capacidad de concentración que las generaciones de las décadas 80s y 90s.

El microaprendizaje o nanoaprendizaje es un enfoque de educativo que se ha utilizado con éxito en la capacitación corporativa durante un tiempo, pero se espera que se masifique en las aulas y surja realmente para este 2023.

Estas técnicas de aprendizaje del tamaño de un bocado se enfocan en partes pequeñas de contenido, que se presentan a los estudiantes en tutoriales o mini lecciones breves y fácilmente digeribles.

Las lecciones se enfocan en la repetición de los mismos conceptos espaciados en el tiempo, con el objetivo de aumentar la retención.

El rápido crecimiento del contenido de vídeos de formato corto como TikTok e Instagram Reels ha iluminado las posibilidades de usar el microaprendizaje para involucrar a los estudiantes.

Los alumnos ya están recurriendo a TikTok para obtener ayuda con sus tareas, lo que puede exponerlos a nuevas ideas y temas, pero también los arriesga a una posible desinformación.

El microaprendizaje para este 2023 emerge como una tendencia educativa que permitirá a los maestros seleccionar mejor el contenido en tamaño reducido, brindándoles píldoras educativas atractivas que divide temas complejos en partes menos intimidantes.

7. AR y VR para todos los niveles

Tendencias educativas en 2023: AR y VR

La realidad virtual y realidad aumentada han recorrido un largo camino en los últimos años y se han convertido en más que herramientas de juego y entretenimiento. 

Ambas se están utilizando en varias industrias, como la atención médica, la educación, el turismo y los negocios.

Asimismo, la popularidad del metaverso ha alcanzado un punto álgido a principios de 2022, lo que ha generado un interés creciente en los cascos de realidad aumentada y virtual (AR/VR), convirtiéndose en puertas de entradas claves a esta visión futura del Internet. 

Hace unas décadas, pensar en VR y AR en el aprendizaje era bastante futurista. Teníamos muchas expectativas.

Sin embargo, debemos reconocer que el sector de la educación se ha movido bastante lento cuando lo comparamos con otros sectores. A pesar de que algunos colegios y universidades adoptaron tecnologías emergentes como VR y AR, la mayoría de las instituciones se encuentran en las primeras etapas, avanzando con pequeños pasitos. 

Pero, esto está a punto de cambiar en el nuevo año. 2023 será el año en que los colegios y universidades deberán acelerar seriamente su plan de Transformación Digital, o de lo contrario, se quedarán atrás.

Además, las investigaciones muestran que las soluciones de gestión del aprendizaje basadas en VR y la capacitación, mediante AR podrían mejorar los puntajes de las pruebas hasta en un 20%.

Por lo tanto, a medida que se vayan diseñando contenidos educativos y plataformas orientadas a estas tecnologías, los estudiantes podrán tener la oportunidad de participar de estas experiencias de realidad virtual y realidad aumentada, obteniendo acceso a prácticas de aprendizaje más inmersivas, a través de estas herramientas.

Por ejemplo, una nueva generación de simulaciones de aprendizaje que modifican la realidad están desatando una ola de experiencias con el que antes solo podíamos soñar. 

Asimismo, una amplia gama de materiales y recursos de aprendizaje basados ​​en la realidad virtual serán ampliamente accesibles para estudiantes y educadores, lo que conducirá a un aumento en el uso de la realidad virtual para el aprendizaje experiencial y personalizado.

Todo apunta a que dentro de las próximas dos décadas, la adopción e integración masiva de la tecnología VR y AR conducirán a cambios significativos en los planes de estudios, métodos de enseñanza, así como una transformación en el papel principal del instructor en el aula. 

8. Aumento de los programas basados ​​en STEAM

El siglo XXI ha visto algunos cambios drásticos en el enfoque hacia la educación, la inclinación hacia un plan de estudios basado en STEAM puede contarse como uno de ellos.

STEAM significa Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas, que incluye una buena cantidad de creatividad en el proceso de aprendizaje que su predecesor STEM.

El objetivo primordial del aprendizaje basado en STEAM es ayudar a los estudiantes a desarrollar las habilidades que necesitarán para tener éxito en el futuro.

Independientemente de la industria en la que estén interesados, es fundamental que los estudiantes ingresen a la universidad o a la fuerza laboral empresarial con un conjunto de habilidades integrales que les permitan adaptarse fácilmente a un entorno en constante evolución y ritmo acelerado.

Según un informe de la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU. , las ocupaciones relacionadas con STEAM mostrarán un crecimiento del 8 % entre 2023 y 2029, mientras que los salarios anuales alcanzarán los $USD 86 980 para trabajos basados ​​en STEAM, en comparación con $USD 39,810 para todas las demás ocupaciones.

Estos números muestran la importancia de un plan de estudios basado en STEAM y uno de los factores más importantes de este enfoque educativo es que a los estudiantes que reciben enseñanza bajo un plan de estudios STEAM, no solo se les enseñan las materias, sino que también se les enseña cómo aprender, cómo hacer preguntas, cómo experimentar, cómo crear e innovar.

9. La inteligencia artificial (IA) apuesta a transformar el aprendizaje

Tendencias educativas en 2023: inteligencia artificial

En noviembre de 2022, OpenAI  lanzó la herramienta de inteligencia artificial, llamada ChatGPT (Chat Generative Pre-Trained Transformer), e inmediatamente siguió el entusiasmo en todo el mundo para ponerla en practica.

Se trata de una inteligencia artificial que está entrenada para mantener conversaciones, de manera que solo tienes que hacerle preguntas de forma convencional y las entenderá.

Además a la inteligencia artificial se la entrena mediante texto, por medio de preguntas, de manera que este sistema, va autocorrigiéndose a lo largo del tiempo. 

Sin embargo, en el sector educativo no todos se han mostrado receptivos ante su lanzamiento. Por ejemplo, el Departamento de Educación de NSW y otros distritos promovieron prohibir su uso en las escuelas

Aunque solo han pasado algunos meses desde el lanzamiento del sistema, CBS News informó que se prevé que la aplicación supere los 100 millones de usuarios mensuales para finales de marzo de 2023, lo que ampliamente se vaticina como la base de datos de usuarios de más rápido crecimiento de todos los tiempos.

Por otra parte, los expertos en aprendizaje señalan que esta tecnología no va a desaparecer, por lo que el sector educativo, deberá adaptarse a las IA como ChatGPT o Bard de Google, esto implica un desafío para la enseñanza, pero también puede ser una oportunidad para que las universidades e instituciones educativas mejoren la enseñanza y aprendizaje.

Por lo tanto, es fundamental tener en cuenta que la IA no tiene por qué intimidarnos como docentes y mucho menos sentir que se vislumbran los primeros días de un apocalipsis educativo. Al contrario, la tecnología llegó para quedarse, por lo que debemos encontrar formas de aprender a utilizarla, para sacarle el máximo provecho para el aprendizaje.

Conclusión

Vemos entonces que, aunque para el 2022, tanto los estudiantes como los maestros se fueron alejando de los modelos de enseñanza tradicionales, para este 2023 estamos entrando en una era de educación inclusiva en la que todos tienen la oportunidad de aprender de una manera que funcione para cada quien.

Es obvio que las tendencias educativas 2023 irán en la dirección de un aprendizaje, recursos y tecnología más individualizados. Las alternativas disponibles para los estudiantes, desde videoconferencias hasta proyectos y seminarios, se amplían para satisfacer mejor sus necesidades y fomentar el aprendizaje.

Las futuras generaciones de estudiantes estarán mejor preparadas con las habilidades para sobresalir en sus estudios y futuras ocupaciones si tienen acceso a las herramientas y habilidades educativas apropiadas.

Por lo tanto, las instituciones deben concentrarse en crear soluciones innovadoras para los estudiantes de hoy.

Aunque sabemos que no se pueden predecir las tendencias futuras en la educación, podemos vislumbrar un éxito educativo a largo plazo, si continuamos utilizando las alternativas disponibles de hoy, a fin de prepararnos para el futuro.

Califica este artículo

Puntuación promedio 4.6 / 5. Votos: 14

No hay votos hasta ahora. Sé el primero en calificar esta publicación.

Foto del autor
Co-fundadora de Evirtualplus. Disfruto ser una Docente Virtual. Investigo cada día para mejorar. Asesoro en Educación a distancia. Sígueme en mis redes sociales.

También te puede interesar

2 comentarios en «Tendencias educativas en 2023: Futuro del aprendizaje»

Deja un comentario
  1. Hola! Soy de México y encontré este artículo muy interesante para mis intereses personales y laborales. Si bien es cierto que no podemos predecir el futuro de nada, el análisis de este artículo nos muestra un rumbo, que desde mi criterio, lo visualizo muy certero, y sobre todo debemos tomar en cuenta que la tecnología avanza y la educación se va adaptando, a veces de manera natural, y otras tantas de manera guiada.
    El tema del microaprendizaje me resulta por demás interesante toda vez que es una forma de asegurar un microconcepto en el alumnado y al mismo tiempo es una estrategia para reforzarlo.
    La pandemia nos mostró los alcances que la educación puede tener gracias a la tecnología, nuestras áreas de oportunidad como docente, y también nos llevó hacia nuevas estrategias de enseñanza-aprendizaje, o al menos a explotar aquellas que no las habíamos considerado, y que resultaron ser de gran ayuda, y que podíamos gamificar cualquier clase, motivando al alumno y hasta uno mismo aprendía de sus alumnos mientras nos divertíamos.
    La inteligencia artificial es un nicho al cual la educación no puede darle la espalda, y coincido en que se deben hallar las formas correctas de integrarlas o usarlas a favor de una construcción creativa y analítica del aprendizaje.
    Los temas que planteas, más que pronósticos, se pueden tomar como retos para lo que queda del 2023, tanto para el docente, como para el alumnado.

    Responder

Deja un comentario

El responsable de este sitio web es Marit Acuña. La finalidad de los datos es gestionar los comentarios en este blog. El destinatario (donde se almacenan los datos) es el hosting de este blog: Banahosting, ubicado en EEUU. La legitimidad es el consentimiento que otorgas en el formulario. Tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos según la política de privacidad.